Haga click para escuchar el texto seleccionado!
Autor: Javier González Granado
Enero 31, 2017

Acta notarial de página web: una promesa en NotarTIC

En las pasadas Jornadas NotarTIC participamos en un taller práctico de acta notarial de página web con la promesa de que las ideas allí expuestas serían publicadas en el blog.

Desde que publiqué esta guía para dummies sobre como hacer un acta notarial de página web han sido muchas las horas de conversación con compañeros notarios, abogados y técnicos en informática; por ello, lo que aquí sigue no ha de tomarse como una guía cerrada y definitiva, lo primero porque nuestro trabajo ha de adaptarse en cada caso a las necesidades concretas del ciudadano que requiere nuestro servicio, lo segundo porque internet es un entorno cambiante y es probable que en un futuro deban añadirse al acta otras comprobaciones además de las que aquí explicaremos.

Cuestiones prácticas en NotarTIC: taller de actas web

Cuestiones prácticas en NotarTIC: taller de actas web

Nativos, inmigrantes, deportados, negados y renegados digitales: hoy no hay excusa

Resulta cómico oír, en el año 2016, referencias a Internet como una de las “nuevas tecnologías” y , desde luego, ampararse en ese (inexistente ya hoy) carácter novedoso del medio para alegar desconocimiento  parece, más que nada, una excusa inconsciente para no salir de la siempre acogedora “zona de confort”

No ignoro que, por obvias razones biológicas, un importante porcentaje de los notarios en activo no somos nativos digitales (he aquí  una estadística pendiente para nuestro Justito el Notario); igualmente es innegable que no todos compartimos  las aficiones personales de muchos compañeros, fanáticos de la tecnología que  los llevaron, sin apenas esfuerzo, al grupo de los inmigrantes digitales.

Yo milité en el grupo de los renegados digitales y pese a formar parte de la promoción (Madrid 1998) que ingresó en el cuerpo al tiempo que se hacía realidad la firma electrónica notarial, tardé un tiempo en reaccionar y acusar recibo de que los tiempos estaban cambiando.

El paso de renegado a negado digital es cuestión de voluntad y el salto, desde ahí, al grupo de los deportados digitales es muy fácil si aspiras a la excelencia en tu trabajo.

A lo expuesto debe añadirse que no es necesario convertirse en un experto informático para hacer las comprobaciones que exige un acta notarial de página web; de la misma forma, no es necesario ser un experto en técnicas de construcción para hacer un acta de presencia de un edificio en ruina aunque sí es conveniente saber distinguir la cubierta de la fachada.

Pantallazo, no gracias

Lo hemos hecho todos: concretar la diligencia de un acta notarial de página web en una o varias impresiones de pantalla, la constancia de la URL y la hora y minuto de nuestra intervención.

Sin embargo dos sentencias del Tribunal Supremo de 19 de mayo y 27 de noviembre de 2015 ponen en entredicho la eficacia probatoria de los meros pantallazos. Las dos sentencias se refieren a dos supuestos similares de mensajes intercambiados a través de WhatsApp y concluyen que el mero pantallazo no es suficiente y exigen que vaya acompañado de un dictamen pericial que identifique el número de teléfono desde el que se remiten los mensajes.

Las dos sentencias se refieren al ámbito penal, en el que la desvirtuación del principio de presunción de inocencia impone un rigor especial  pero en las dos se recogen afirmaciones que debemos tener en cuenta; dice el Tribunal Supremo que la prueba en estas materias debe ser abordada con todas las cautelas pues la posibilidad de una manipulación de los archivos digitales, forma parte de la realidad de las cosas y las posibilidades de manipulación son muy variadas y el órgano jurisdiccional tiene que ponerse en guardia con todas las cautelas que sean recomendables ante la posibilidad de una superchería.

Los Tribunales saben que en ningún caso el creador de esa superchería será el notario, pero ese no es el problema. El problema estriba en que en caso de impugnación por la parte contraria  del pantallazo incorporado al acta si esta no contiene ningún dato adicional, no será defendible ni respaldable nuestro documento por un posterior dictamen pericial.

Notarios, peritos, prestadores de servicios de confianza

Con ello no estoy diciendo que sea necesario completar toda  acta notarial de página web con un dictamen de un perito informático ni mucho menos que debamos ser sustituidos por estos. Lo que quiero decir es que es posible reforzar nuestras actas incluyendo en ellas una serie de elementos que  dificulten una eventual impugnación por la otra parte y  proporcionen una base sobre la que efectuar o cotejar un dictamen pericial informático en caso en que este sea necesario.

No es nuestra función y excede de nuestros conocimientos  determinar si un servidor ha sido atacado, o que existe un hombre En el medio (esto es un ataque de intermediario en el que un tercero malicioso  adquiere la capacidad de leer, insertar y modificar el contenido de una web sin que ni nosotros ni el titular conozca que el sistema ha sido violado). Ese es el papel de los peritos informáticos, el nuestro dar fe de lo que percibimos por nuestros sentidos a fin de que nuestras actas  acrediten  la realidad o verdad del hecho que motiva su autorización.

En esta materia el Reglamento Eidas atribuye a los prestadores de servicios de confianza funciones de las que resultan presunciones de exactitud e integridad como el sellado de tiempo cualificado y algunas de las herramientas que ofrecen son ciertamente interesantes pero hay que tener en cuenta que – y cito literalmente a mi amigo y compañero Francisco Rosales- :

“1.- Que en España la valoración de la prueba es general y en su conjunto y depende del sano criterio del juzgador, sin que prevalezcan unas pruebas sobre otras.

2.- Que en España se distingue el documento público del privado, y que todo documento que proviene de un servicio de confianza tiene la consideración de documento privado.

3.- Que el que el documento privado por venir de un servicio de confianza goce de unas presunciones, y por tanto se vea favorecido a efectos probatorios, no quiere decir que la presunción alcance más allá de sus estrictos términos.

4.- Que la suma de presunciones de las que goza el documento notarial, es muy superior a las presunciones aisladas de las que gozan los documentos que vienen de un servicio de confianza.

5.- Que un servicio de confianza es un aliado del documento notarial digital.”

Los elementos para fortalecer el acta notarial de página web

1º) El código fuente: es un conjunto de líneas de texto que contienen las instrucciones para el funcionamiento y visualización de la web. Para visualizarlo basta con pulsar la tecla f12 o botón derecho del ratón y será una de las opciones que se abran.  Lo más sencillo sería  copiarlo y pegar su contenido en el cuerpo de la diligencia pero eso podría encarecer notablemente el acta por los folios empleados (¡esa necesaria revisión del arancel!) de modo que lo aconsejable será copiarlo guardarlo en un archivo para su depósito en la notaría y, en su caso, entregárselo en un pendrive o CDrom , previo sellado de tiempo, al interesado. También es conveniente con carácter previo, comentar con el requirente si realmente precisa que quede constancia de este extremo.

2º) La ubicación del servidor: para determinar la ubicación y alojamiento del servidor tenemos que hacer un ping; este  comando tiene su origen en los sónares de los submarinos pues su funcionamiento es similar, nuestro ordenador llama y el otro responde, y nos permite ver si hay conectividad entre 2 hosts y el tiempo que tardan en llegar los paquetes en función del tiempo de respuesta.  Para hacerlo basta con abrir la consola de MS-dos (para ello vamos al Menú Inicio y en “Buscar” tecleamos “cmd”)

Una vez abierta la consola de MS-DOS escribiremos PING y seguidamente la URL , pulsaremos “enter” y así obtendremos la dirección IP y del resultado obtenido hacemos una impresión de pantalla y la incorporamos a la diligencia del acta.

ping www.notariabierta.es

3º) La ruta de conexión: con ello se trata de acreditar la comunicación con el servidor de la web sobre la que estamos levantando el acta, se trata de determinar la ruta que toma la información para alcanzar su destino. Para ello necesitamos utilizar nuevamente la consola de MS-DOS en la que ahora escribiremos TRACERT y seguidamente la URL.  Otra vez, del resultado obtenido hacemos una impresión de pantalla y la incorporamos a la diligencia del acta.

tracert www.notariabierta.es

4º) Garantizar que el servidor hace su trabajo: Para estar seguros de que el servidor  que se está utilizando para obtener  la dirección IP del dominio correspondiente a la URL solicitada es correcto,  utilizaremos,   nuevamente en la consola de MS-DOS, el comando  ipconfig /all. La salida de dicho comando muestra la configuración de la interfaz de red e incluye los servidores DNS.   También del resultado obtenido hacemos una impresión de pantalla y la incorporamos a la diligencia del acta.

ipconfig/all www.notariabierta.es

5º) Garantizar que no estamos sufriendo un ataque: para ello podemos comprobar mediante otros servidor/es DNS que la dirección IP del dominio correspondiente a la URL que se pide comprobar coincide.  Si hubiera una discrepancia en las direcciones IP podríamos estar siendo víctimas de algún tipo de “ataque” para manipular los resultados. Utilizaremos,   nuevamente  la consola de MS-DOS,  ahora con el comando nslookup y añadiendo la 8.8.8.8. La dirección 8.8.8.8 es uno de los DNS más famosos y fiables del mundo, dado que pertenece a Google.

nslookup www.notariabierta.es 8.8.8.8.

Herramientas y otras comprobaciones

En NotarTIC presentamos un programa desarrollado en colaboración con el informático Esteban Serrano que ejecuta todos esos comandos desde windows y con un solo click y que actualmente estamos reforzando para que ofrezca más utilidades. Existen otros recursos que pueden facilitar  nuestro trabajo por ejemplo aquí en ping.eu.

Conviene también tener en cuenta otras cuestiones y así, es conveniente antes de iniciar nuestra diligencia hacer una limpieza de la memoria caché de nuestro navegador para así asegurarnos que se abra la última versión de la web que queremos visionar y también puede ser conveniente dejar constancia del propietario de la IP que obtendremos con el comando Whois.

Una propuesta de modelo de diligencia de acta de página web

Dejamos a vuestra disposición este modelo.

DILIGENCIA **. Referida al acta número */201* de mi Protocolo General Ordinario, que redacto en mi estudio, el día *  y que extiendo yo, *, Notario de *, del Ilustre Colegio *, para hacer constar que hoy, a las * horas y * minutos accedo mediante mi equipo informático (**conviene identificar equipo y sistema operativo) a la página web http:***.** y constato lo siguiente:

Sobre el contenido mostrado por la página web: compruebo que***descripción del contenido que motiva el acta, fotos, formularios de reserva, ofertas de trabajo,  comerciales etc-…***.

Yo, el notario, realizo ** capturas de pantalla que reflejan, las **; dichas * capturas de pantalla, imprimidas en el anverso de &Folios de la Matriz  folios de papel timbrado, exclusivo para usos notariales de serie de Folios Matriz  , números * y *&Números de Folios, que incorporo a esta matriz.

Sobre la ubicación del servidor: seguidamente y desde la consola MSDOS de mi equipo informático ejecuto el comando PING para determinar la IP del servidor de la URL http://* y realizo una captura de pantalla del resultado obtenido; imprimo dicha captura de pantalla  en el anverso de &Folios de la Matriz  folios de papel timbrado, exclusivo para usos notariales de serie de Folios Matriz  , números * y *&Números de Folios, que incorporo a esta matriz.

Sobre la ruta de conexiónseguidamente y desde la consola MSDOS de mi equipo informático ejecuto el comando TRACERT a fin de acreditar la comunicación con el servidor de la URL  http://*** y determinar la ruta que toma la información para alcanzar dicho destino y realizo una captura de pantalla del resultado obtenido; ; imprimo dicha captura de pantalla  en el anverso de &Folios de la Matriz  folios de papel timbrado, exclusivo para usos notariales de serie de Folios Matriz  , números * y *&Números de Folios, que incorporo a esta matriz.

Sobre los datos de la dirección IP: seguidamente y desde la consola MSDOS de mi equipo informático ejecuto el comando IPCONFIG /ALL a fin de acreditar los datos esenciales de la dirección IP obtenida de la URL http://***  y realizo una captura de pantalla del resultado obtenido;  imprimo dicha captura de pantalla  en el anverso de &Folios de la Matriz  folios de papel timbrado, exclusivo para usos notariales de serie de Folios Matriz  , números * y *&Números de Folios, que incorporo a esta matriz.

Sobre la confirmación de la IP obtenida: seguidamente y desde la consola MSDOS de mi equipo informático ejecuto el comando IPCONFIG /ALL a fin de acreditar los datos esenciales de la dirección IP obtenida de la URL http://***  y realizo una captura de pantalla del resultado obtenido;  imprimo dicha captura de pantalla  en el anverso de &Folios de la Matriz  folios de papel timbrado, exclusivo para usos notariales de serie de Folios Matriz  , números * y *&Números de Folios, que incorporo a esta matriz.

Sobre el código fuenteseguidamente obtengo la visualización en pantalla del código fuente de la página web http://*** ;***dada la desmesurada extensión del referido código fuente archivo una copia del mismo en ** del que deduciré copia en soporte físico a petición de la autoridad judicial o del requirente para su presentación como prueba en juicio, si fuese necesario. Dicho archivo quedará depositado en mi notaría por plazo de * transcurrido el cual procederé a su borrado .

Y sin nada más que hacer constar concluyo la presente diligencia a las * horas y * minutos.

De todo lo cual y de la extensión de la presente en dos&Folios de la Matriz  folios de papel timbrado, exclusivo para usos notariales de serie de Folios Matriz  , números * y *&Números de Folios, yo, el Notario, DOY FE.

Acerca del autor:

Notario de Formentera (Islas Baleares).

Javier González Granado – ha escrito posts en NotaríAbierta.


11 Comentarios

  1. Si como notarios intentáis colar una pericial como “acta notarial”, luego no lloréis si os llaman a defender a sala vuestro “acta notarial”, y un buen abogado bien asesorado por un perito os comienza a hacer preguntas sobre el “acta notarial”. Desde el sano: “¿Y qué significa esto? ¿Y qué significa esto otro?” a que os contrasten, desde el principio de la sana critica, vuestras valoraciones sobre aspectos técnicos con las de un perito.

    Y dejaré los agujeros por los que se puede atacar ese proceso que habéis descrito para cuando en sala me encuentre con un “notariohacker”.

    1. Hola David, gracias por tu comentario. Como notarios tenemos muy claras las diferencias que existen entre una prueba pericial (ajena a nuestro cometido) y una prueba documental que es nuestro campo de actuación, en este caso, a través de las actas notariales. Aquí, además, somos de poco llorar y, siento decepcionarte, será difícil que llegues a ver esa “defensa en sala” de nuestras actas pues la Dirección General de los Registros y del Notariado en su Resolución de 6 de Junio de 2014 definió cual debe ser nuestra forma de proceder como funcionarios públicos en esos casos declarando que “si un Notario intimado a ser testigo en un determinado proceso civil para declarar sobre los hechos que ocurrieron en su presencia al autorizar o no autorizar un instrumento público o los documentos que se le aportaron o se generaron como previos, preparatorios o posteriores, debe excusarse en los términos previstos en la Ley de Enjuiciamiento Civil, también debe denegar el requerimiento para hacer dicha declaración a través de un acta de manifestaciones. Y por supuesto que tú como perito podrás presentar tu informe pericial para ilustrar al juez que valorará la prueba con arreglo a Derecho. Y por supuesto que el abogado puede decidir utilizar tus conocimientos técnicos no, para probar lo sucedido, sino para intentar rebatir cualquier otra prueba, incluida la documental (el acta notarial, en este caso) faltaría más; es una cuestión de estrategia procesal.
      ¿Notariohacker dices? Fíjate que mi compañero Francisco Rosales (https://www.notariofranciscorosales.com/el-notario-del-futuro-sera-un-hacker/) lo afirma expresamente: “el notario del futuro será un hacker”, quizá tenga razón. Desde luego el presente (y el futuro inmediato) ofrece interesantes posibilidades: blockchain, comercio digital, e-money, contenido web..y los notarios vamos a estar ahí, mientras la sociedad lo reclame; esta WEB es una prueba de ello, las jornadas NOTARTIC (premio a la innovación jurídica ENATIC 2016) son otra. Y desde ahora está invitado a las próximas jornadas NOTARTIC.
      Para aclarar y con caracter general, apunto que es retativamente frecuente que se nos requiera para dar fe de que:
      -entre dos puntos hay una distancia de x mts
      -en una pared hay grietas de x cm
      -un vehículo o embarcación no arranca
      -la diferencia de potencial eléctrico entre dos puntos es de X voltios según tal o cual dispositivo-
      -que según tal o cual dispositivo los decibelios o lúmenes de tal ambiente son X
      -que ejecuto un comando X y la respuesta es Y
      En ninguno de estos casos se realiza un dictamen pericial; el notario autoriza un acta, un documento público que se constata (hace fe pública) hechos que el notario percibe por sus sentidos y tales hechos podrán (o no) ser utilizados como prueba (documental) judicial, esa es nuestra misión; será el topógrafo, arquitecto, ingeniero industrial, eléctrico, o informático el que ilustrará al juez con su pericia, no es esa nuestra misión ni hemos pretendida atribuírnosla en ningún caso.
      Saludos cordiales.

      1. La función del notario, como bien sabes, es dar fe lo que percibe. Los ejemplos que me pones son lógicos, y nadie lo discute. Pero el artículo 199 del reglamento la notaría está ahí, y básicamente por lo que leo, lo que queréis es dar el salto de “abro el navegador, y esto es lo que me aparece” al “afirmo que esta página no está manipulada”. Lo primero lo hace un notario; lo segundo lamento informarte que requiere conocimientos periciales.

        De entrada, planteas una serie de comandos que no funcionan ni en todos los sistemas operativos, ni dan resultados coherentes en todos los escenarios. Estos comandos vienen de alguna pericial en la que se han hecho estos comandos; pero ojo, en otro escenario, los comandos habrían sido distintos. Más, menos, o distintos. Es cierto que la guía que te han dado, es que funciona en la mayor parte de los escenarios comunes -no necesariamente en la mayor parte de los litigosos-. Pero en otros escenarios, no. Y ese “algunos” es dónde está el problema. Como perito, estoy habituado a sacar a los abogados de quicio cuando me preguntan, y sistemáticamente digo “depende”. Soltar aseveraciones absolutas en temas como la manipulabilidad o no, es tema muy delicado. Porque hay escenarios en los que todo lo que ponéis aquí no se puede hacer y escenarios en los que os van a colar una manipulación como una casa, haciendo todo esto.

        Lo que es peor, estás plantenado de forma acrítica un procedimiento que es distinto según el contexto, sin entender ni qué haces en cada paso, ni porqué lo haces, ni estar seguro de que lo que sale es lo que realmente hay y lo estás poniendo en un acta notarial. Espero que veas algún problema en este planteamiento; porque nunca he dudado de la integridad del 100% de los notarios -y de pocos colectivos tengo una valoración tan alta como del notarial-.

        Como perito, alguna que otra vez ha salido el tema en esos interminables clonados de disco. Y siempre les digo lo mismo: haz las capturas de las pantallas desde un ordenador de tu notaría. Solo con eso, evitas el 99% de los problemas de manipulación. ¿No es ese consejo más sencillo, y más sensato, que pretender que un notario se meta a pisar este tipo de sembrados?

        Y bueno, si os queréis meter con temas de criptografía y blockchains, que ya se le vienen grandes a algunos peritos, pues qué quieres que te cuente…

  2. Libre es cada uno de imputar a otro las intenciones que quiera tener, más permíteme explicar mis intenciones, y tratar de averiguar las del autor.

    Para empezar con las mías, jamás he dicho que la función del Notario sea afirmar que una página no está manipulada, pues salvo casos concretos, como las actas de notoriedad, no tiene atribuidas dichas funciones, o dicho de otra manera, constata hechos y no emites juicios.

    Sin embargo es que tampoco es eso lo que dice el autor, pues en ningún momento lo hace, y sólo pone de manifiesto lo clara que es la jurisprudencia a la hora de decir lo débil que como medio de prueba es un pantallazo (de hecho si te lees esas sentencias, si alude a la conveniencia de la intervención notarial (y en ningún momento en esas sentencias se dice si el pantallazo aportado como medio de prueba, lo hizo un perito, el abogado o las partes).

    Comentas la existencia de comandos que no siempre funcionan; más es que si lees el comienzo el post, aclara que no se trata de una guía definitiva, o lo que es lo mismo, que esto es un simple post en una web y no un cursillo de programación, ni de hacking ni un temario de la licenciatura en ingeniería informática; es más deja muy claro lo cambiante que es internet y la necesidad de adaptación constante.

    Creo que confundes el objetivo del post, que bajo ningún concepto trata de “colar” un acta notarial como prueba pericial:

    .- Primero porque el acta notarial es prueba documental.
    .- Segundo porque una prueba pericial es la que se realiza por el perito designado judicialmente, siendo que el perito aportado por las partes es un mero testigo.
    .- Tercero porque no tratando el notario de actuar como perito (de hecho expresamente está prohibido por el Reglamento Notarial) lo que no puede tratar el perito es de tener fe pública; o dicho de otra forma, ni el Notario puede entrar en juicios de valor sobre lo que ve, ni el perito tiene fe pública (pues sólo valora los hechos que se le presentan, más no acredita dichos hechos); de hecho yo recomiendo encarecidamente la comparecencia de un técnico informático cuando levanto actas de hechos digitales; precisamente por ello, y como perito que eres, te preocupas por la cadena de custodia, cosa que a un Notario no le inquieta lo más mínimo, pues el Notario si que da fe de cómo se ha sacado la información y cómo se ha custodiado (dicho de otra forma da fe de que no se ha manipulado la prueba, más no lo que se está probando).

    El que todo es relativo me recuerda a una divertida anécdota de hace una semana, en la que con dos juristas acudía a un Hack and Beers.

    Tras “jugar” le planteaban a un amigo abogado cuestiones sobre la legalidad de lo que se había hecho, y tras responder mi compañero, y con muy buen humor, uno de los hackers (que explicaba cómo sacar y manipular un firmware) le soltó “desde luego que raro habláis los Mugles”.

    Claro que todo es relativo y todo discutible, pero permíteme recordarte, que si algo hacemos los que estudiamos leyes es buscar vulnerabilidades en la misma, y tratar de demostrar que cuando una ley dice una cosa, en realidad dice otra (creo que a eso algunos lo llaman hackear).

    Tienes que tener en cuenta que esto es un post en Internet, escrito para juristas, y no un acta notarial que se va a presentar en un juicio; por ello explica el por qué de las cosas, y en el lenguaje que puede entender quien no es perito, ni quiere serlo, pero que si está llamado a tratar con ellos.

    Coincidirás conmigo en que peritos y juristas hablamos español; sin embargo, parece que hablamos lenguas distintas, y que nos cuesta trabajo a los unos comprender a los otros; siendo que la intención de este post, y tanto del comentario de Javier, como del mío, es la de que los juristas sepamos qué hacer, y los técnicos que entendáis que hacemos.

    Jamás te vas a encontrar en sala a un Notario Hacker, porque el Notario lo único que va a hacer es facilitar tu trabajo; de hecho lo que va a provocar es que tu trabajes, pues si se aporta un simple pantallazo, directamente la prueba no será valorada, o cuando menos no es necesario llamar a un experto que la explique qué significa un pantallazo; mientras que si saca la IP, limpian y compruebna DNS, hace el tracert o descarga todo o parte del código fuente, tu si tienes hechos sobre los que elaborar un dictamen y concluir si lo que se ve en pantalla ha sido manipulado (y por supuesto que soy consciente de que averiguar la IP de una persona que hace un comentario en Facebook sólo me dice la IP de esa red social, más también tu eres consciente de que legalmente no puedes averiguar ni la IP ni la Mac de quien hace ese comentario sin entrar dentro de Facebook).

    Por cierto, espero que algún jurista se moleste en explicarnos a ti y a mi, por qué esa obsesión de los tribunales por las IP.

    Obviamente el ideal es que el acta se haga en presencia de un experto, pero no siempre es así, e incluso no siempre es necesario (creo que ambos estamos de acuerdo en lo relativo de las cosas) entre otros motivos, porque no siempre el acta tiene por objetivo acudir a un pleito.

    Lo que si que es importante es que pueda el experto (y ojo que perito insisto que es el que nombra el juez) analizar los datos y sacar las conclusiones, y por supuesto que si los datos se extraen a instancias de otro experto mejor hará aquel su trabajo, pero desde luego si se sacan los datos que indica Javier, al menos más de un análisis si podrá realizar.

    ¿Crees que cuando se clona un disco, el realizar ese clocado en presencia de Notario aporta valor y garantías? ese es el debate; yo digo que si, y obviamente para que ello tenga lugar, es necesario que el Notario sepa al menos que es un copia y pega, pero tampoco estaría de más que sepa que es un Cellebrite; y no porque el notario vaya a sustituir al técnico, sino porque tiene que hablar con él.

    Creo que esa si es la intención de este post, y si acaso evitar la aparición de pseudotécnicos (que también los hay).

    En definitiva, pienso que son muchas las cosas que nos unen, y si hablamos de intenciones, el objetivo principal tanto de un perito como de un Notario, como de un abogado, como la de cualquier profesional es la de servir y proteger (cada uno en su ámbito) al ciudadano.

    Pero por encima de todo, hay una noticia que me resulta agradable, y es tu intervención, que como la mía será más o menos afortunada.

    Este blog se llama NotariAbierta, y el nombre refleja claramente que quiere abrir puertas desde el Notariado a todo el que quiera acudir a nosotros, y de salir desde el notariado a todo el que quiera recibirnos.

    Solo debatiendo y hablando, encontraremos lo mucho que nos une a los distintos profesionales, y nos entenderemos mejor; sólo compartiendo mejoraremos el servicio que cada uno dentro de su ámbito presta al ciudadano; por lo que, al menos, por mi parte, tu intervención es mas que bien recibida, pues igual que tu compruebas lo poco que nosotros sabemos de informática, yo compruebo lo poco que tu sabes de los notarios, y me agrada mucho ver que quieres explicar tu trabajo y te preocupas por el mío (seguro que de ello sacamos muchas cosas positivas)

    1. Disiento en lo que el perito lo nombra solo el juez, como dices repetidas veces. Y que llames experto, lo que aparentemente son peritos nombrados por las partes.

      De entrada, llevo diez años siendo citado a juicio por las partes como perito a petición de parte.

      No se mucho de leyes, pero el artículo 335 de la LEC apoya mi experiencia particular. La LECrim, así de memoria, determina cómo se nombran los peritos de tribunal, pero no los peritos de parte.

      De cualquier forma, siendo subsidiaria la LEC de la LECrim, no supongo que ningún tribunal esté prevaricando por haber dejado que las partes puedan nombrar sus propios peritos.

      Si quieres llamarnos “expertos” a los peritos de parte, me parece muy bien. Esto es un país libre. Pero las citaciones judiciales que me llegan, pone “perito”. Solo te lo comento como curiosidad académica.

      Por lo demás, si quieres hacer de notariohacker, como si quieres entrar a valorar si una grieta la produce un defecto estructural o un defecto en el fraguado del cemento. También se puede hacer una guía con el mismo rigor para hacerlo. Es cierto que la informática es un sector no regulado y está muy diseminado el “nephew art”, lo que ha permitido muchas “alegrías” en los tribunales, y que muchos se hayan “envalentonado” metiéndose en barrizales para los que le falta la formación mínima. Y ha colado en el pasado. Afortunadamente, la época del “todovale” en las pericias informáticas ha terminado en muchos tribunales.

      Respecto a que el notario facilita o no mi trabajo; el notario ni facilita ni dificulta mi trabajo. Simplemente, cumplimos roles completamente distintos. El notario da fe de lo que ve, oye o percibe. El perito, aporta conocimientos especializados en un informe escrito que el juez valorará desde el principio de la sana crítica.

      He interactuado ya con algunos notarios, y no me es ajena su función. He de reconocer que el 100% de los notarios con los que he interactuado profesionalmente tenían claro que ellos eran notarios, que yo era perito, y que nuestros papeles eran distintos. No puedo decir ni una sola vez que la interacción que yo he tenido con un notario en una actuación profesional haya sido distinta de la extrema profesionalidad y de un impecable sentido de la responsabilidad.

      Finalmente, no me malinterpretes: en Internet, todo suena más rudo de lo que realmente es, dado la carencia de lenguaje no verbal. Este post no ha cambiado mi excelente opinión del colectivo notarial. Pero si un notario decide que se va a convertir en un “notariohacker”, en lugar de limitarse a ser fedatario público -que no es precisamente pequeña la función, ni poca la responsabilidad que ya tenéis-, que no se extrañe que luego algún abogado bien asesorado decide tirar del hilo y utilizar las mismas estrategias que utilizan contra los peritos aportados por la otra parte. Me limito a avisar a un colectivo que veo muy profesional que está pisando un patatal entrando a ese nivel, y que lo que debe hacer no es convertirse en “experto”, sino redefinir el contexto para asegurar que lo que se ve, oye o percibe no ha podido ser falseado por la parte.

      1. Hola David.

        Soy más que consciente de lo “rudo” que es el lenguaje de Internet, y no hay problema alguno por ello, entre otras cosas porque aunque así lo fuera, siempre del debate surge la luz y beneficios para todos.

        Lo de “notario hacker” es quizás mejor que lo entiendas en sus estrictos términos; hablo de un planteamiento de futuro, y de necesidad de seguridad en un entorno de comunicación que es internet, no de un presente.

        Soy el primero que encarecidamente recomiendo que en las actas de hechos digitales venga un experto, más no siempre lo consigo; y ante todo lo que tengo claro es que hay que dar soluciones.

        El notario si facilita tu trabajo, pues ante la falta de constatación de metadatos, sería absurdo llamar a alguien que explique las cosas; y en cuanto a que sólo es perito propiamente el que nombra el juez, quizás en estas dos monografías encuentres respuestas (más creo que ahora eres tu el que estás debatiendo temas jurídicos y no yo temas técnicos ;-P)

        http://www.monografias.com/trabajos34/prueba-pericial/prueba-pericial.shtml http://guiasjuridicas.wolterskluwer.es/Content/Documento.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAMtMSbF1jTAAAUNjC1NDtbLUouLM_DxbIwMDCwNzAwuQQGZapUt-ckhlQaptWmJOcSoAuVjAuzUAAAA=WKE

        Un saludo.

    2. Como comenta David, las verificaciones que plantean son facilmente refutables por un experto en un juicio.
      Entiendo la aclaracion de que en este caso se limitan a una prueba documental, el “peligro” que le veo es que la mayoria
      de los clientes no distinguen entre la “prueba documental” y el “informe pericial” y pueden pensar que tienen el mismo “peso”.
      Y la mayoria de los abogados que asesoran a estos clientes (y que si entienden la diferencia) pueden no saber que la validez tecnica
      de las verificaciones que plantan arriba son muy discutibles.
      He encontrado casos en los que para “dar fe” de la existencia de un mensaje de whatsapp (o la aplicacion que sea) el cliente acude a un
      notario para levantar acta de que “ve” el mensaje en el telefono, en lugar de acudir a un experto para realizar un informe pericial que
      dictamine si ese mensaje es legitimo o ha podido ser manipulado

      Si esta iniciativa se limita a temas sencillos en los que el cliente no estaria dispuesto a contratar una pericial no me parece mal. Pero creo
      que en todo caso el notario deberia informar al cliente y/o sus abogados de que la validez de dicha acta no es equiparable a un informe
      pericial de un experto en la materia. Y que en caso de que sea algo “serio” deberia recomendarle contactar con un perito, igual que los
      peritos “recomendamos” realizar la fase de extraccion de datos a analizar ante un notario

      1. Hola Miguel Ángel.

        Lamento tener que coincidir contigo en que las partes no distinguen la prueba documental de la pericial, más tampoco entiende el enfermo de su enfermedad y lo razonable es atender al profesional; lo que si discuto es que el abogado no lo sepa, de hecho es la tercera pieza fundamental en el sistema.

        Lo que no comparto es que cómo Notario tenga que informar sobre prueba a un abogado, lo mismo que no tengo que informar al perito de derecho (obviamente una cosa es informar y otra es un diálogo entre quienes tenemos intereses comunes).

        No te quepa duda, que lo primero que hago con muchos ciudadanos es recomendarles que vayan a un abogado y a un perito; igual que recomiendo a muchos abogados acudir a un perito, y a los peritos hablar con el abogado; pero no por obligación, sino porque lamentablemente aún falta mucha formación en muchos profesionales, y hay excesivas suspicacias.

        En todo caso una cosa es un diálogo, y otra que cada uno no deba de saber que hace y responsabilizarse de sus consecuencias.

        Saludos

  3. Hola Francisco,

    quizas me expliqué mal en cuanto a lo que entiende el abogado.
    Es evidente que el abogado entiende perfectamente la diferenecia entre la prueba documental y la pericial, a lo que me refería es a que si el abogado no sabe que las medidas de verificación que se plantean en el acta son discutibles, puede no recomendarle a su cliente una pericial, porque “total, el perito va a hacer lo mismo y son mas gastos”. Y la mayoría de los abogados que conozco no sabe distinguir si las medidas que plantean son fiables o no

    En cuanto al símil del enfermo, el enfermo no sabe de su enfermedad, pero si somos el médico y sabemos que se sale de nuestra especialidad, lo ético es recomendarle que acuda al especialista. Por supuesto que si es un caso de sencillo el acta propuesta me parece válida, igual que no es necesario ir al especialista para un simple resfriado (para seguir “abusando” de los médicos 😉

    Y mo me refiero a “obligatoriedad”, me refiero a simple ética profesional. Actualmente todos los notarios que conozco hacen exactamente eso: recomiendan llamar a un experto. Pero me preocupa que si reciben este procedimiento, puedan llegar a pensar como el supuesto abogado de arriba: “como yo ya he hecho la verificacion, no es necesario el experto”.
    Quizas es tan sencillo como aclarar que estas medidas no son “infalibles” (nada lo es) y que en casos complejos mejor recomendar un experto

    1. Creo que estamos completamente de acuerdo

  4. Ni el uso del perito es siempre necesario, ni tampoco el uso del notario. Por poner un ejemplo: cuando se trata de analizar algo cuya cadena de custodia ha sido preservada y es recuperable por un tribunal, no es necesario el notario. Te pongo un ejemplo: una cabecera en gmail. La cabecera no puede ser alterada, y en caso de que una de las partes dude de la existencia de la cabecera o de que esté en los términos descritos por la pericia, siempre se puede verificar por el tribunal el elemento.

    Tampoco es siempre necesario el uso del perito. Cuando el interés es dar fe de un hecho, y no auxiliar a un tribunal con conocimiento específico, el perito es innecesario. De hecho, puede la jurisprudencia invertir el escenario entre el uso del notario y del perito: hasta la sentencia TS 300/2015, de 19 de mayo, la gente que aportaba una conversación de Whatsapp iba con la conversación al secretario judicial o al notario, se daba por buena, y como perito me llamaban para mostrar conversaciones de Whatsapp falseadas -míticas conversaciones de Whatsapp que he mostrado con Obama, o con el Pato Lucas-. Desde la TS 300/2015, es al contrario. Se supone que la conversación puede ser falseada, y me traen los terminales para analizar la falseabilidad en ese caso concreto -lo que es más complicado-.

    Hay escenarios dónde tenemos que trabajar juntos. Por ejemplo, en los clonados de discos en laboral. Pero nuestras funciones son distintas: el notario da fe de lo que yo hago, y yo intento auxiliar al juez para que pueda emitir una sentencia acorde a derecho -porque aunque nos nombre y nos pague una parte, debemos tener claro los peritos que trabajamos para el tribunal, no para la parte que nos contrata y nos paga-.

    Respecto a lo de experto y perito de parte.

    La cita que haces de monografías.com es del sistema legal peruano. Desconozco el equivalente peruano de la LEC y la LECrim españolas, pero dudo que sean de aplicabilidad las leyes de enjuiciamiento civil y penal de Perú en España.

    Respecto al artículo de wolterskluwer.es, en mi ignorancia del derecho, el texto que citas literalmente dice:

    “A diferencia de la ley procesal anterior, la vigente asigna rango de prueba pericial tanto a los dictámenes elaborados por peritos designados por las partes (“Los dictámenes de que los litigantes dispongan, elaborados por peritos por ellos designados“, según el artículo 336.1 LEC) como a los elaborados por peritos designados por el tribunal (artículo 339.2 LEC). ”

    Por lo que el segundo texto que citas, si no entiendo mal, apoya mi posición de que las partes pueden nombrar y aportar peritos al proceso, siendo estos los “peritos designados por la parte”.

    Por lo demás, constatar que estoy de acuerdo con la opinión manifestada por Miguel Angel Armas del Rio.

¿ Y tú qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

® notaríAbierta - © notaríAbierta
Aviso Legal - Política de Cookies
Login

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Haga click para escuchar el texto seleccionado!